18 noviembre 2010

BlogBus Zaphira, Capítulo 4

Capítulo 4 "La camaradería es primero"


Localidad: Akil, Yucatán, México
Coordenadas: 56°, 81°
Temperatura: 2°C
Humedad: 24%
Fecha: 18 de noviembre
Año: 2017
Hora: 0030


La ciudad bajo la noche era más peligrosa que de día. Era más difícil saber la ubicación del enemigo y las condiciones de fatiga ya se resentían, pero faltaba tan poco para llegar al objetivo que algo los seguía impulsando a seguir adelante.

-Capitán, ¿Faltará mucho?
-La Sargento Rosada mencionó que faltaban 6 horas, así que sugiero hablen menos y sigan caminando más. Y por nada se descuiden.

Pasó una hora de larga caminata silenciosa, en donde casi iban arrastrando los pies, con hambre y una que otra necesida fisiológica. De pronto, se iban a encontrar con un viejo amigo.

-¡Miren!, ahí a lo lejos. Es un hombre en sentado en la acera.
-¿Alguien puede obtener información? Usen sus gafas térmicas.
-Ok, yo lo haré. -dijo el soldado Lymon7up mientras accionaba unos botones en sus gafas- Está limpio el sujeto, no está infectado. Distancia aproximada... 132 mts.
-Bien, acerquémonos y veamos si necesita ayuda.

Conforme los caminantes se iban acercando al sujeto seguían sin distinguir mucho debido a la poca luz.

-Oigan, parece ser un soldado.
-Esperen, ¿qué no es traje militar el que usa?
-Es cierto Capitán, parece ser...
-Mantenganse alertas y no se confien. Sigan avanzando.

El sujeto notó la cercanía de el equipo y se puso de pie. De pronto el Capitán sonrió y ordenó bajar las armas.

-Bajen sus armas señores, el que está enfrente no es un enemigo, es todo lo contrario.

Al llegar ante el hombre misterioso...

-Hey, ustedes, parecen tortugas. Avanzan más lento que una señora con pie de palo, polio y piernas de pollo.¡Nenas!
-Pinche Megah, siempre con tus comentarios impropios. ¿Dónde carajos andabas? Te perdiste toda la acción.
-Ni me diga Capitán, he tenido cientos de contratiempos. Fuimos atacados hace apenas unas horas, nadie sobrevivió. Perdí armamento, mi iTrack, mi traje está dañado, tengo hambre, frío y me salió un granito en la nalga derecha que me está molestando cada que me siento.
-Veo que lo único que no has perdido es tu sentido del humor, bien hecho Teniente. Lamento lo de tus hombres.
-Tratamos de salir con victoria pero... Demonios capitán, son muy difíciles de combatir. Oigan esperen, aún sé contar y veo que falta la soldado más guapa que he conocido. ¿Dónde está mi Sargento? ¿Está en el tocador o qué?
-No, tú jefe la mató -dijo el soldado FerMan en tono agresivo mientras se adelantaba al grupo.
-Yo te explicaré Teniente, pero vamos avanzando. -le comentó el Capitán al Teniente Megah.

0240 horas. Siguieron su recorrido mientras se contaban las batallas recientes hasta que algo llamo su atención en el camino.

-Alto. ¿Ven a esa persona de ahí junto al auto en llamas?
-Parece ser un anciano.
-La lectura de las gafas térmicas es irreal por el calor que emite el fuego. Debemos acercarnos y preguntar.

Un señor de edad avanzada con apariencia de indigente husmeaba el interior de un bote de basura y querían saber si estaba infectado con el virus o no.

-Oiga, anciano, ¡Hey! ¿Se encuentra bien? Somos de la armada y...

De pronto el anciano se volteó y se notaban las clásicas e inconfundibles señas de transformación que el virus implica.

-Carajo, el vejete está jodido -señaló un soldado.
-¡Mierda!, esto es señal de que los porcinos andan cerca, esta mordida es fresca. Que alguien mande al infierno a éste anciano.

El Teniente Megah se ofreció de inmediato para realizar tal tarea y sin titubear recargó su metralleta y le voló la cabeza al viejo con una corta ráfaga. Después todos siguieron su marcha para seguir avanzando.

Un par de horas después, siendo las 0450 el BlogBus Zaphira iba a encontrar en su trayecto un poco más de acción.

-Estoy cansado, traigo mucho sueño, siento que ya soy mitad zombie, camino por inercia.
-Es que no eres un guapo elemento del BlogBus Zaphira como nosotros. Nosotros podemos durar días sin dormir o comer, somos máquinas imparables.
-Ya ya, no empieces Lymon7up que toda la milicia sabe que apenas pasaste las pruebas.
-Ah si, pero eso fue por...
-¡Silencio soldados! creo que algo no anda bien -advirtió el Capitán.

El BlogBus Zaphira, con sus 6 integrantes se iba a enfrentar a un nuevo ataque de escorias que los habían detectado unos metros atrás. Ahora sin ayuda de la tecnología, tendrían que intentar vencer usando solamente sus armas, su estrategia y su suerte.

-¡Mierda! Porcinos, nos han rodeado, soldados.
-Son bastantes Capitán.
-¿A Algunos de ustedes le funciona el radar de su traje?
-Negativo, el mío está dañado.
-El mío también Capitán.
-¿Megah?
-No Capitán, inservible.
-Entonces no queda más que luchar a ciegas, como en los viejos tiempos.

Sin darse cuenta estaban a corralados en lo que parecía fue una arteria vehicular importante de la ciudad. Rodeados de edificios semidestruidos y de completa oscuridad los soldados tenían muy pocas esperanzas de sobrevivir, pero no por eso iban a dejar de entregar el corazón en el campo de batalla.

Con el frío en su contra, por si fuera poco, el enfrentamiento dio inicio con los primeros Porcinos que se avalanzaron. Las balas salían de los cañones de las armas con el objetivo de destruir, de aniquilar y de traer paz.
El fuego cruzado se desató y únicamente una de las dos especies iba a sobrevivir. Los elementos del BlogBus Zaphira se movían de un lado a otro por separado intentando matar a tanto monstruo como podían, pero estos salían de la nada en grandes cantidades, esta vez iba a ser difícil.
Con ayuda de granadas y explosivos de corto alcance fueron reduciendo el número de enemigos que les llevaban muchísima ventaja. Al parecer si habría oportunidad puesto que su lider les daba instrucciones y apoyo para que no cedieran. Sin embargo; en un momento de descuido el Capitán Novak se quedó sin balas en sus armas y al recargar no se fijó de un Porcino que lo atacó por la espalda aventandolo varios metros por el suelo. Totalmente desprotegido el Capitán estaba a merced del enemigo.
El Teniente Megah se percató de lo que sucedía y con arma en mano quiso atacar de lejos pero también se quedó sin balas. No había tiempo de pensar mucho, algo había que hacer rápido, la cabeza del BlogBus Zaphira necesitaba apoyo. El que no desaprovechó la oportunidad fue el adversario y con los colmillos pelados encaminó la carrera para morder al soldado que se encontraba tirado en el piso. Sin meditarlo mucho y sin tener otra alternativa, el Teniente Megah también corrió hacia el Capitán para socorrerlo. Un choque de titanes se iba a dar en aquél momento. En cierto punto los contrincantes saltaron para enfrentarse y en el aire hacer contacto. Mientras el Teniente Megah daba un salto espectacular con la fuerza que el Bordal le proporcionaba, al mismo tiempo desenvainaba un enorme cuchillo afilado que tenía en el pantalón con tal de hacer daño al Porcino que ya viajaba en el aire. Estando a escasos centímetros, el Teniente logró su objetivo, perforó la dura piel del monstruo provocando que éste se desequilibrara y cayera al piso. Lamentablemente no causó tanto daño como esperaba y mientras caían logró morderlo en el brazo arrancándoselo de un solo golpe.
Los dos cayeron vencidos, dando todo en ese enfrentamiento. Aunque el Teniente aun estaba vivo, no fue por mucho tiempo que otros Porcinos lo atacaron para acabar con él.
El capitán recobró la postura y recargó su arma tan rápido como pudo para ayudar a su más que compañero... su amigo. Fue en vano el esfuerzo. Para cuando quiso desquitarse notó como ya varios enormes Porcinos despedazaban con brutal violencia el cuerpo. Por un momento bajó el arma y frente a sus ojos contemplaba como su camarada era alimento. Recuerdos del pasado recorrieron en breve la mente del Capitán, momentos de sufrimiento, dolor, penas, horror, pero también de gloria, victoria, alegría, compañerismo, de camaradería. Supo que él dio su vida por salvarlo, y se lo iba a agradecer eternamente.
El Capitán recobró la cordura y con toda su furia ayudó al resto de los soldados a terminar esa batalla.
Minutos después quedaban de pie 4 guerreros, exhaustos, pero con las manos hacia arriba.
Se veía tristeza en los ojos del Capitán, no lo podía evitar, pero ya nada había que hacer.

Una vez que descansaron unos minutos, todos se pusieron de pie para ver como la noche cedía poco a poco y el cielo comenzaba a aclarar, la mañana estaba próxima.

Todos sabían que aquella enorme cúpula blanca que se apreciaba a lo lejos le pertenecía al CIEE. Todos enfocaron sus miradas por un momento con ojos de esperanza y de una victoria total.




Continuará...

8 comentarios:

Novak dijo...

El domingo por la noche ya revelo el gran final de su telenovela.. digo, de su historia favorita. El domingo, no lo olvides.

aLe dijo...

Está interesante! oye y como dices que muto el virus asi?y esos de la foto quienes son? y porqué siempre de noche? ash!!unos cuantos grados no es frio!!!
Eso de que la Sargento no esté es plan con maña como nada más hombres!!!
Se me hace que le pagaron uan lana al escritor para que al eliminara cof cof
Bueno esperaré el final !!!

aLe dijo...

Ahh ya corregiste el error ash no pude decirte de cosas!!

Novak dijo...

jajaja Ale, la historia tiene un trasfondo. Sobreviven los que ahora postean. Esos que han muerto son blogueros que ya no particicpan con nosotros. ;)

Y tal vez para ti no, pero.. eh.. en el futuro el frío pues... es más frío.. :P

aLe dijo...

Pues ponle como unos -5 o -6 grados así minimo temblarán un poquito jajaja

...Diana... dijo...

ahh esta super padre..

quiero leer el final.

Saludos!

socias dijo...

O sea que es algo como la canción de los perritos verdad, ya nomás quedan 4, 4, 4... para la otra serán 3? jajaja ntc

Estaré al pendiente entonces ya ni porque Megah fue el que avanzo más rápido le toco salvarse =O

SrItA. mUeGaNiTa // SiUa XoChIkU dijo...

Nooooo!!!! Dos bajas mas??? NOOOOO!!!!! (T_T)...

Esta bien, estoy a punto de leer el ultimo capitulo... =(

apapachos!!