03 marzo 2009

Con un iPod en la ruta

Este relato es algo que me ocurrió hace algunos ayeres y que hoy comparto con ustedes:

Un día como cualquiera, te subes al autobus y a medio camino, sientes la asquerosa pero imponente necesidad de TIRARTE UNOS PEDOS. Observas a tu alrededor y el pinche el camión va lleno.

Piensas como hacerle y entonces escuchas que la música tiene muy buen volumen y decides comenzar a pedorrearte al ritmo de la música; no, no, no, delicioso.

Después de un par de canciones, te Comienzas a sentir mejor pero aun te quedan pedos por soltar. Con un gran esfuerzo y con la música como escudo sueltas ese enorme pedo que te tiene sufriendo.

Ya aliviado, se acerca la parada donde te vas a bajar, al levantarte sientes montones de miradas desaprobatorias y te preguntas si se habrán dado cuenta.

Y en el momento justo de que te estas bajando del camión recuerdas que...

¡¡ESTAS ESCUCHANDO TU IPOD, PENDEJO!!

5 comentarios:

OFF dijo...

hahahahahaha arriba los iPods... he mentado madres sin darme cuenta por traerlo al máximo de volumen permitido por mi cerebro

Leto dijo...

HAHAHAHAHAHAAHAHAHAHAAHAHAHAHAHAHAAHA
AHAHAHAHAHAHAHAAHAHAHAHAA XDDDDD
sin palabras

Novak dijo...

Al menos te quedas con la idea de que te los aventaste y todos se rieron de ti pero te viste "cool" pues tenías un ipod* en la mano.







*Solo aplica para ipods touch (de 2da generación) y Iphones.

Rosada dijo...

Hahahahahahaaaa... No mamen...

Eso es algo terrible!!

Anónimo dijo...

JAjajajajajaja ke pendejooos.... jajaja xD!!!